Miércoles 26.09.2018
Lucena Hoy

El pleno reprueba a Pérez y Morales tras un tenso debate en el que IU instó al alcalde a someterse a una moción de confianza

Un momento de la sesión plenaria
Un momento de la sesión plenaria
El pleno reprueba a Pérez y Morales tras un tenso debate en el que IU instó al alcalde a someterse a una moción de confianza

El pleno del ayuntamiento de Lucena reprobó ayer con los votos del PP, IU y Ciudadanos al alcalde de la ciudad, Juan Pérez, y la edil de Fiestas, Mar Morales

La reprobación, que no tiene ningún efecto material sobre la acción de gobierno, sirvió para que todos los grupos de la oposición volviesen a manifestar su disconformidad con la actuación de la concejal de Fiestas por las presuntas irregularidades en la contratación de las actuaciones musicales de la Feria del Valle del pasado año 2017, asunto que en su día fue derivado a la vía judicial por el concejal no adscrito Vicente Dalda.

La reprobación es consecuencia de las conclusiones de la comisión de investigación creada para esclarecer las circunstancias de estos contratos, que determinaban la existencia de responsabilidad política de la concejal de Fiestas por por un presunto “fraccionamiento de contrato mayor” con la intención de “beneficiar a la empresa Mundo Music 2002 S.L., cuyos administradores están vinculados por lazos familiares con los representantes de las otras dos empresas a las que se les solicitó presupuesto, garantizando así que ninguna ofertara más barato, representada y administrada por la madre de Don Pablo Lozano Dueñas, persona relacionada con el PSOE cordobés”.

Por todo ello se proponía al pleno la dimisión de la edil de Fiestas, el cese de la misma por el alcalde si esta no dimitiese o la reprobación de ambos. Habida cuenta de que ninguna de las dos primeras alternativas se habían producido, la oposición ratificó en pleno la tercera con la abstención de Vicente Dalda y el voto contrario del PSOE y Juan Pérez y Mar Morales obtuvieron el reproche del pleno.

IMG_1254

UN TENSO DEBATE

Iniciaba el debate el edil no adscrito Vicente Dalda, que indicó que la figura de la moción de reprobación no existe en el marco de las corporaciones locales, por lo que la misma no tiene ningún efecto legal, más alla de "dar un tirón de orejas al señor alcalde". Por contra, Dalda preguntó al portavoz del PP, Paco Huertas, por qué tras presentar unos datos que su grupo calificó como "muy graves" y apuntar a un posible delito de prevaricación "no tuvo la valentía de presentar una moción de censura al alcalde".

Más duro con el equipo de gobierno fue Miguel Villa, que, más allá de "desaprobar con contundencia la actitud del alcalde respecto a un tema en el que tiene responsabilidad política por la forma en que se gestionó este procedimiento de contratación", echó en cara del regidor lucentino que este "ninguneará a IU diciendo ante los medios de comunicación que el voto que le convirtió en alcalde era un voto que le sobraba y no necesitaba". Miguel Villa recordó al alcalde que "hace tres años contaba con el respaldo de la mayoría absoluta de la corporación, algo que hoy no tiene", por lo que le animó a "someterse a una moción de confianza ante el pleno". "Sea valiente y compruebe en este momento si cuenta con la confianza de la corporación para seguir adelante con este gobierno", solicitó el portavoz municipal de IU a Juan Pérez, invitación que quedó sin respuesta, como también, por la imposibilidad de tomar nuevamente la palabra, la respuesta a una batería de preguntas sobre aspectos concretos de las conclusiones de la comisión.

Por su parte, el presidente de la comisión y portavoz del PP en este tema, Francis Aguilar, acusó al alcalde de "actuar como abogado de su delegada de Fiestas", al portavoz municipal, Manuel Lara de mentir al afirmar que las actas de la comisión no recogen la existencia de irregularidades en el proceso de contratación seguido y al equipo de gobierno socialista de "urdir un plan perfecto para proteger a Mar Morales". Aguilar recordó a Pérez y Morales que "son los primeros concejales en la historia en ser reprobados por el pleno y aseguró que "esto podría haberse evitado" si la concejal de Fiestas hubiese dado las oportunas explicaciones en "las tres oportunidades que ha tenido de hacerlo".

IMG_1273

Purificación Joyera, portavoz de Ciudadanos, intervino en el tramo final del debate para lamentar "que el equipo de gobierno haya sido incapaz de dar una explicación al respecto de lo que ha ocurrido con esos contratos". "Señor alcalde, la defensa que usted está haciendo de su compañera dice muchísimo de usted, pero muy poco de ella, porque no casa absolutamente nada con su manera de ser. Siempre intenta aclarar las cosas y su discurso en el último pleno no es propio de usted, no explicó nada y ofendió a los componentes de la comisión".

Por otra parte, todos los grupos de la oposición lamentaron la actitud del portavoz socialista, Manuel Lara, que en su intervención en el pasado pleno municipal amenazó a los ediles que apoyaron las conclusiones de la comisión de investigación con la posibilidad de presentar una denuncia contra ellos.

Lara Cantizani, comenzó su intervención indicando que su grupo "respeta la decisión de la oposición de reprobar, pero la consideramos injusta". Para el PSOE "el asunto que da lugar a esta reprobación no se sustenta en un informe jurídico ni técnico". Aseguró el portavoz del PSOE que "este asunto se les ha ido de las manos, salvo que el único objetivo haya sido el de dañar la imagen del alcalde y de la concejala" y reiteró que "la edil no presenta su dimisión ni el alcalde la ha cesado porque consideramos que no ha cometido ninguna irregularidad y actuó igual que lo han hecho los concejales que la han predecido durante cuatro décadas". Lara concluyó calificando las acusaciones contra Morales como "infundadas" y solicitando que se hagan públicas las actas de la comisión de investigación que, a juicio del PSOE, demuestran la inexistencia de irregularidad alguna. 

También tomó la palabra el propio Juan Pérez, para contestar a Miguel Villa, que en sus declaraciones a la prensa "no dije ninguna falsedad y usted lo sabe perfectamente, pero no he pretendido nunca herir la sensibilidad de IU con mis palabras". Pérez aseguró que nunca ha aceptado las peticiones de cese de ninguno de sus concejales "porque he tenido y tengo plena confianza en ellos" y recordó que los hechos que se debaten están en el juzgado y la decisión del pleno supone "un juicio paralelo". El alcalde de Lucena se mostró convencido de que "el tiempo pondrá a cada uno en su sitio". Pérez insistió en los mismos argumentos que Lara Cantizani, al señalar la conveniencia de que se publiquen las actas de la comisión y asegurar que "el proceder de Morales ha sido el mismo que el de sus predecesores, exactamente igual, antes, cuando gobierno el PP o el PSOE con IU era válido y ahora no es válido". Paco Huertas, portavoz del PP, vio en las palabras de Juan Pérez una acusación velada al periodo de gobierno del PP. 

El debate fue cerrado por el presidente de la comisión, Francis Aguilar, que acusó al alcalde de disipar su responsabilidad política y la de Morales "llevando este asunto al ámbito de lo personal" y recordó al equipo de gobierno que las actas recogen como hechos probados "que la edil de fiestas pidió tres ofertas a tres empresas de un sector en el que hay mas de 400 empresas en España, pero curiosamente las tres tienen vinculación familiar como indica el registro mercantil; que en enero de 2018 el alcalde encomendó a la delegada de Fiestas que intentara subsanar un vicio en el contrato como queda recogido en un documento; que el vicesecretario y algunos técnicos más indicaron en la comisión que el vicio era insubsanable o que un técnico aportó un contrato de 22.300 euros, recogido en acta, que se devolvió a la delegación para partirlo en dos" al ser inviable desde un punto de vista legal. Por todo ello "y ante la nefasta gestión realizada por la delegada de Fiestas y su apoyo a la misma solicitamos su reprobación pública", concluyó Aguilar, dando paso a la votación con el resultado ya conocido.