miércoles 20.01.2021

La comisión de investigación, otra polémica en el pleno

La comisión de investigación, otra polémica en el pleno
.
La puesta en marcha de una comisión de investigación sobre la actuación del Área de Disciplina Urbanística desde el año 2001, acordada en el último consejo de la Gerencia de Urbanismo por uninimidad de todos los grupos políticos, para estudiar posibles actuaciones arbitrarias en relación a las denuncias sobre viviendas edificadas sobre suelos no urbanizables, generó una de las polémicas de la sesión plenaria celebrada ayer en el consistorio lucentino.

El portavoz del PP, José María Morillo-Velarde consideró inapropiada la actuación del vicepresidente de la Gerencia, Miguel Villa, en relación con la custodia de los expedientes relacionados con el asunto a investigar y la realización de copias de los discos duros de una docena de ordenadores vinculados a este área de trabajo y lamentó que estas actuaciones fuesen decretadas de forma unilateral, sin que tuviesen conocimiento de las mismas ni el alcalde, Juan Pérez, ni la edil popular María de la O Redondo, que integran junto a Villa la citada comisión.

Morillo-Velarde llegó a hablar de la "utilización de metodos casi policiales" para poner a buen recaudo la información y de una hipotética "caza de brujas" en relación a la posibilidad de que con esta medida se pretenda señalar a algún funcionario público, cuando a juicio de Morillo-Velarde, de haberlas, "las responsabilidades serían eminentemente políticas". El portavoz popular pidió "tranquilidad" en relación con este tema, acusó a Villa de generar una alarma innecesaria con su proceder y anunció que su grupo "no va a ser una mera comparsa en esta comisión".

Por su parte, Miguel Villa aseguró que, en modo alguno, puede hablarse de "incautación de material" de los funcionarios, indicando que "no desconfio de nada ni de nadie, simplemente intenté garantizar que la información esté a disposición de la comisión de investigación, por lo que hice lo que pense que se tenía que hacer". Según el responsable municipal de Urbanismo, la retirada de este material o la realización de copias de seguridad de los ficheros contenidos en los ordenadores del área de Disciplina Urbanística se hizo con total normalidad y sin menoscabo de la dignidad de los empleados municipales que ocupan esos puestos.
.
.