Sábado 21.09.2019
Lucena Hoy

ELECCIONES MUNICIPALES 2019

VÍDEO: Un carrusel de emociones: De la euforia a la decepción, así se vivió la noche electoral en las sedes de los partidos

Celebración de la victoria en la sede del PSOE
Celebración de la victoria en la sede del PSOE
VÍDEO: Un carrusel de emociones: De la euforia a la decepción, así se vivió la noche electoral en las sedes de los partidos

La de este domingo fue una noche electoral vivida con intensidad en las sedes de todas las formaciones políticas. Desde el primer momento quedaron claras las posiciones que cada grupo ocuparía tras el escrutinio. Otra cosa muy diferente era conocer si los partidos de derechas lograrían los votos suficientes para someter al PSOE y apearlo del gobierno municipal.

La noche tuvo de todo, desde momentos en los que parecía posible una mayoría absoluta del PSOE hasta otros en los que un gobierno PP, Ciudadanos y Vox se vislumbraba como posible. Risas y llantos, momentos de euforia, de desencanto y también de profunda decepción a medida que iban cayendo los resultados de las cuarenta y una mesas instaladas en los distintos colegios electorales.

Pasadas las once y media de la noche en la sede del PSOE de la calle San Pedro empezaban a respirar. Los datos sobre la escasa participación no hacían presagiar nada bueno y el desarrollo del escrutinio convirtió la Casa del Pueblo en un carrusel de emociones. Escrutado el cien por cien los asistentes estallaban de júbilo y coreaban cánticos de "ista, ista, ista, Lucena es socialista" y "alcalde, alcalde, alcalde" para animar a un emocionado Juan Pérez, que no desvelaba cual será el siguiente paso. Tres son las posibilidades: Un gobierno en minoría con los diez ediles conseguidos y buscando apoyos puntuales de otros grupos, siguiendo la experiencia de estos cuatro años; un pacto de gobierno con IU o un acuerdo similar con Ciudadanos. Los próximos días nos sacarán de dudas.

Radicalmente diferente era el panorama en la sede del PP, donde la tozudez de las cifras ya había obligado a renunciar al sueño de acceder a la alcaldía a Paco Huertas, que se resignaba a "seguir realizando una oposición constructiva" con los seis ediles obtenidos. Tras felicitar al ganador, Huertas se lamentaba de que Vox "haya perjudicado nuestras expectativas" y se mostraba convencido de que "todos los votos de Vox vienen de nuestro partido".

Otra cara de la misma moneda era la sede de Ciudadanos. Su candidato, Jesús López, que durante la campaña supo suplir con entusiasmo e ilusión su inexperiencia en estas lides, tras la apresurada salida al Gobierno Andaluz de Purificación Joyera, aseguraba que los resultados dejaban en su grupo "un sabor agridulce" y reconocía que "aspirábamos a más y teníamos unas expectativas que no se han visto respaldadas en las urnas". López abría el melón de los posibles acuerdos con el PSOE: "No somos un partido encorsetado y siempre hemos estado dispuestos a negociar". Según el candidato naranja "no hay líneas rojas".

Para Vox el resultado no es malo. Entra en el ayuntamiento con dos ediles a las primeras de cambio, pero su resultado también queda lejos de los obtenidos en las anteriores citas. La marca no fue suficiente para conseguir más. Jesús Gutiérrez se apuntaba a "ser una oposición constructiva" y ponía el acento en los escasos recursos destinados a la campaña –1000 euros– para dar por buenos los dos asientos conseguidos en el nuevo pleno municipal.

"Absolutamente triste" se mostraba Miguel Villa, que iniciará la singladura del nuevo mandato corporativo como única voz de un histórico, Izquierda Unida, que obtiene su peor resultado en unas municipales. "No es fácil asumir este veredicto del pueblo", señalaba Miguel Villa, que a partir de ahora no contará con la compañía de su inseparable Carlos Villa. En el análisis del candidato de IU referencias a la tendencia a la baja en las últimas generales y autonómicas o a la división de la izquierda, con Podemos haciendo su guerra por separado. En cuanto a reverdecer posibles pactos con el PSOE Villa indicaba que "no soy yo quien tiene que responder a esa cuestión" y ponía la piedra en el tejado del PSOE. "Si somos útiles lo haremos y si no lo somos haremos nuestra labor de oposición, como hemos hecho durante los últimos cuatro años", concluía Miguel Villa.

Otro de los perdedores de la noche, aunque su salida del ayuntamiento estuviese en casi todas las quinielas era Vicente Dalda, que aseguraba sentirse "liberado" tras saber que no volverá a sentarse en el pleno en los cuatro próximos años con Vecinos por Lucena, aunque no ocultaba su decepción por el resultado. "He soñado con conseguir una Lucena mejor pero quizá no hemos sabido trasladar nuestro mensaje a la ciudadanía", indicaba Dalda, seguro de que habrá pacto PSOE-IU.

En similares términos se expresaba Soledad Burgos, candidata de Podemos Entre todas Lucena, para la que tampoco sirven los más de 400 votos obtenidos. Burgos, candidata in extremis tras la ruptura de la negociación con IUCA para acudir a los comicios en confluencia aseguraba que "seguiremos luchando desde la calle y volveremos a intentarlo".

Comentarios