viernes 01.07.2022

El agua deja paso al barro en la pedanía lucentina de Jauja

La reduccin del caudal que desembalsa el pantano de Iznjar desde hace unos das desde los 151 a los 114 metros cbicos por segundo ayer incluso se bajo por momentos hasta 100 ha hecho descender el cauce del ro Genil a su paso por la pedana lucentina de Jauja en 1,20 metros

El agua deja paso al barro en la pedanía lucentina de Jauja
El agua deja paso al barro en la pedanía lucentina de Jauja

La reducción del caudal que desembalsa el pantano de Iznájar desde hace unos días desde los 151 a los 114 metros cúbicos por segundo –ayer incluso se bajo por momentos hasta 100– ha hecho descender el cauce del río Genil a su paso por la pedanía lucentina de Jauja en 1,20 metros.

Según ha explicado a LucenaHoy el alcalde pedáneo, Rafael Gómez, "el agua ha bajado de forma considerable, pese a lo cual se mantiene inundado el campo de fútbol y la zona de la aceña árabe".

Sin embargo Goméz indico que la retirada del agua ha comenzado a dejar tras de si ingentes cantidades de barro, que en algunas zonas alcanzan un metro y medio de altura como ocurre en la desembocadura de los dos arroyos que atraviesan el casco urbano o en el campo de fútbol, donde el barro depositado casi cubre las porterías. Todo ello hace que las tareas de limpieza de las zonas que han soportado la peor parte de estas inundaciones prometa ser costosa.

Gómez manifestó que la previsión –salvo que se produzcan grandes precipitaciones– es que la Confederación mantenga este ritmo de desembalse en los próximos días, a pesar de que el pantano sigue manteniéndose en torno al 98% de su capacidad total, "por lo que aún tenemos el miedo en el cuerpo", como ocurre también unos kilómetros más abajo en la localidad sevillana de Badolatosa, en la que aún quedan media docena de viviendas anegadas y ayer se iniciaron los trabajos de limpieza de las calles que han permanecido diez días bajo la crecida del Genil.

.

 

Comentarios