Miércoles 24.04.2019

Los agricultores reclaman un dispositivo de vigilancia para el olivar como el de 2013, cuando los robos se redujeron espectacularmente

Los agricultores reclaman un dispositivo de vigilancia para el olivar como el de 2013, cuando los robos se redujeron espectacularmente

Los robos de aceituna en el campo lucentino se redujeron el pasado año de forma espectacular. Según explicó ayer el presidente de la Cooperativa Olivarera Virgen de Araceli, Antonio Cañete, "frente a los más de 200.000 kilos de aceituna robados y denunciados por los agricultores en la campaña 2012, el pasado año solo se denunció el robo de unos 3.000 kilos de producto", lo que da una clara idea de la efectividad del dispositivo de guardería rural puesto en marcha por la Subdelegación del Gobierno, que envió a la zona los denominados "grupos ROCA" de la Guardia Civil para reforzar la vigilancia de las fincas, e incrementó la vigilancia en carreteras y compras. 

Cañete recordó que el pasado año se remitieron a la Subdelegación más de 2.500 firmas de agricultores lucentinos avalando un escrito en el que reclamaban una mayor vigilancia del olivar durante la campaña. Los agricultores fueron recibidos por el subdelegado del Gobierno, que garantizo la vigilancia, a lo que se sumó una aportación de 12.000 euros desde las arcas municipales para vigilancia privada.

Hace unos días los agricultores volvieron a reunirse en las cooperativas de cara a la campaña en ciernes con una doble preocupación: que el alto precio que alcanzará la aceituna actué como motivación extra para los ladrones y que los robos mermen aún más la ya escasa cosecha.

Antonio Cañete indicó ayer que desde la subdelegación ya se les ha comunicado que este año se mantendrá el mismo dispositivo del año pasado.

Comentarios