viernes 28.01.2022

DENUNCIA CIUDADANA

Los propietarios de Cafetería Moma denuncian que la delimitación de la entrada a una cochera "les deja sin terraza" y califican la medida como "abusiva"

Los propietarios denunciam que la medida es arbitraria y excesiva, se ha tomado sin ningún tipo de comunicación previa y les supone un importante perjuicio, al imposibilitar la instalación de la terraza que han venido usando durante cinco años

moma
El paso de peatones de la discordia a las puertas de Moma
Los propietarios de Cafetería Moma denuncian que la delimitación de la entrada a una cochera "les deja sin terraza" y califican la medida como "abusiva"

Los titulares de la cafetería Moma han denunciado lo que consideran una actuación "abusiva" del ayuntamiento de Lucena, que "sin previo aviso" ha inutilizado prácticamente el cincuenta por ciento del espacio que este establecimiento de hostelería venía utilizando como terraza. "De un día para otro y sin mediar comunicación alguna para intentar encontrar una solución consensuada, nos hemos encontrado con que se ha pintado sobre el suelo una línea de delimitación de entrada a la cochera que invade la línea de fachada del local y nos imposibilita colocar las mesas que desde hace cinco años formaban la terraza", señala Rafael Caracuel, uno de los responsables del establecimiento, que considera innecesario incluir "un paso de peatones de un metro y medio de anchura" junto a la delimitación, "solicitada por los vecinos". El local ha sido apercibido por la policía de la imposibilidad de ocupar el espacio pintado en amarillo bajo pena de sanción.

Los propietarios critican una medida que consideran arbitraria y excesiva y aseguran que "pese a que la terraza se sitúa sobre dominio público, que pagamos en forma de impuestos, podría haberse delimitado la entrada a esa cochera sin causar tanto perjuicio al negocio", por lo que han presentado una alegación contra esta medida. Además aseguran que la pintura utilizada es resbaladiza y ayer ya se cayó alguna persona, y critican el gran impacto visual que provoca en pleno casco histórico, medida que a juicio contrasta con el excesivo celo que desde el ayuntamiento se pone con cualquier iniciativa para colocar toldos, sombrillas u otros elementos de terraza argumentando precisamente estas razones.

Comentarios