viernes 04.12.2020
Lucena Hoy

URBANISMO

Urbanismo empieza a decretar la clausura de algunas terrazas sobre suelo privado por exceder la autorización para ubicar en las mismas sillas y veladores

Los empresarios del sector muestran su malestar ante una situación que consideran injusta y que pone en peligro el mantenimiento de sus negocios y de numerosos puestos de trabajo.
Carpas como las instaladas en la gintonería Becquer en la calle Montenegro
Carpas como las instaladas en la gintonería Becquer en la calle Montenegro
Urbanismo empieza a decretar la clausura de algunas terrazas sobre suelo privado por exceder la autorización para ubicar en las mismas sillas y veladores

La colocación de carpas y toldos en algunas de las terrazas instaladas hace unos meses por distintos establecimientos de hostelería sobre suelos privados ha sido el detonante de las primeras actuaciones del área municipal de Urbanismo contra dichos locales, que ayer se tradujo ya en la orden de cese de actividad en alguno de estos recintos, a la que podría seguir la de otras instalaciones similares que también han colocado algún tipo de cubierta temporal

La apertura de estas terrazas, no sujetas a la ordenanza municipal, se produjo a instancias de Urbanismo como medida de apoyo al sector para minimizar los efectos de la pandemia, tras verse obligados los bares y restaurantes a ampliar considerablemente la distancia de seguridad entre mesas. Para acceder a esta ampliación de la superficie de sus terrazas en parcelas privadas los locales solo tenían que presentar una declaración responsable, que les permitía la instalación de veladores y sillas.

El problema ha llegado cuando algunos empresarios han instalado otro tipo de elementos, como barras de apoyo, botelleros o, en los últimos días, toldos y cubiertas, que Urbanismo considera que exceden de la autorización temporal concedida en su día y que, en todo caso deben ser objeto de una modificación de las licencias de actividad y estar sometidas a control ambiental.

terraza La Caña

Terraza de La Caña, en la calle Jaime, también cubierta con toldos

Hoy el concejal de Seguridad Ciudadana, José Pedro Moreno, reconocía que se han cursado denuncias sobre algún local, y recordaba que la policía local se limita a cumplir con las indicaciones que recibe: "No puedo decir lo que esta bien o mal, sí puedo decir que cuando se nos requiere desde Urbanismo para denunciar o comunicar algún tipo de infracción nuestro trabajo es hacerlo".

Ayer, Ciudadanos ya se hizo eco de este malestar entre los empresarios y anunció que propondrá en la próxima comisión extraordinaria de Hacienda la creación de una nueva ordenanza reguladora encargada de organizar este tipo de terrazas instaladas en suelo privado, que según la formación naranja "no debe ser perseguido, sino regulado”, en referencias a las denuncias que están recibiendo algunos de estos establecimientos.

Según el portavoz de Ciudadanos, Jesús López "es importante que el Ayuntamiento se adapte a las circunstancias y regule estas nuevas instalaciones bajo un marco administrativo que aporte seguridad, estabilidad y unas pautas comunes, evitando también posibles abusos que pudieran darse ante la ausencia de un marco regulador como el que proponen".

Entre tanto, los empresarios consideran que esta decisión de Urbanismo es injusta y arbitraria y les perjudica tras haber realizado considerables inversiones y tras meses de actividad por debajo del umbral de rentabilidad de sus negocios, además de poner en serio peligro el mantenimiento de numerosos puestos de trabajo.