viernes 30.10.2020

"Alta corrupción", por Alfonso Jiménez

"Alta corrupción", por Alfonso Jiménez
.
El embajador español en la República Democrática del Congo ha sido destituído de su cargo el pasado día 31 de Enero, pero la noticia no ha trascendido hasta un mes después, ya que oficialmente ha sido cesado por el último Consejo de Ministros celebrado el 28 de Febrero. Según el diario El Mundo, el motivo del cese ha sido una presunta trama de corrupción, puesto que en la embajada se estaban facilitando visados para viajar a España  al "módico" precio de 2.900 euros.
 
La noticia, aunque escandalosa, ya no resulta extraña pues rara es la semana que no se produce un nuevo caso de posible corrupción.  Pero lo que parece realmente insólito es que esta noticia, a pesar de su gravedad, parecía quedar silenciada, toda vez que entre la muerte de Paco de Lucía, la fiesta del Día de Andalucía y la celebración del Congreso del PP-A en Sevilla, sólo algunos medios de comunicación  la han tratado de soslayo, como si fuese un caso de poca importancia.
 
¿Qué estaba pasando? El Ministerio de A.Exteriores, tras una serie de pesquisas y en colaboración con la policía, detectó un súbito aumento considerable de los visados en la embajada como consecuencia de un posible grupo corrupto, sin embargo ha dado un mes de tregua al embajador para que pueda despedirse de sus relaciones congoleñas e incluso ha publicado en el BOE una escueta nota agradeciéndole los servicios prestados. La prensa habla de cese, de destitución y se evitan términos duros como cohecho, tráfico de influencias o prevaricación. La televisión no ha dicho nada. Y oficialmente, de momento, el silencio es total.
 
¿Por qué este trato tan prudente con alguien que, al parecer, ya fue cesado como cónsul en Nador en 1987, por extrañas anomalías similares? ¿Se puede tener un trato tan exquisito ante una conducta tan presuntamente delictiva? ¿No se va a investigar nada más sobre este caso? En la empresa privada una conducta parecida acaba con el elemento en la calle al día siguiente del hecho producido ¿Por qué se trata con tanta delicadeza a un funcionario de alto nivel? ¿Qué bocas se pretenden tapar? ¿A quién se teme o se encubre con este silencio tan sospechoso? Que nos lo expliquen.
 
El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha declinado hacer comentario alguno, pero fuentes próximas a la embajada reconocen que "en Kinshasa la gente sabía que en la embajada española podía conseguirse visados pagando dinero." Esta es la imagen que estamos dando por todo el mundo. Hoy por hoy la corrupción es la Marca España. Ya estamos a la altura de Grecia y del Congo. Pero dicen que vamos mejorando en transparencia. Leer para ver. Si nos dejan leer. Si nos dejan ver.