Jueves 20.09.2018

La brecha salarial en Educación y Sanidad, por José Antonio Sánchez

La brecha salarial en Educación y Sanidad, por José Antonio Sánchez

“Necesitas solo mirarla de la manera que está constituida, para ver que la mujer no se supone que haga grandes labores, ni de la mente ni del cuerpo, las mujeres encajan directamente como niñeras y profesoras de nuestra temprana infancia por el hecho de que ellas mismas son infantiles, frívolas y cortas de miras …”. No se preocupen, el texto no es mío, es del misógino Schopenhauer 

La huelga del día 8 de marzo, más allá de las cifras de participación ya ha sido un éxito, ha conseguido penetrar en las metes de la gente y sacar al debate público cuestiones que quedan ocultas: como la escasa participación de las mujeres en los puestos de responsabilidad de las empresas y de la administración del Estado, las dificultades en la conciliación laboral y familiar y la brecha salarial. A esto último me voy a referir a continuación. 

Hace unos días me preguntaban si en los colegios e institutos existía desigualdad en los sueldos entre mujeres y hombres, mi respuesta fue contundente, “no”; en la función pública todos y todas desempeñamos el mismo trabajo y tenemos idénticos sueldos afirmé. Pero a continuación me di cuenta que hay puestos, como el de dirección, que tienen un complemento al sueldo y que son ocupados mayoritariamente por hombres, y si no, fíjense en Lucena: En los cinco institutos la dirección está ocupada por varones y de los ocho colegios de infantil y primaria solo en dos tienen directora. Esto ocurre en una profesión muy feminizada, el 70% son mujeres, sobrepasando el 90% en infantil. 

En la universidad, son mayoría las mujeres estudiantes, el 55%. Ellas obtienen mejores resultados académicos y terminan sus carreras en menos tiempo que los chicos, el curso pasado seis de cada diez graduadas eran chicas. Pero el mejor rendimiento académico no tiene su correlato en el mundo laboral: Hay un 20% de paradas graduadas frente a un 17% de parados; también es importante la brecha salarial, el 44% de contratos son indefinidos en los hombres y solo el 37% en las mujeres; en definitiva, con la misma titulación, las mujeres ganan un 10% menos que los hombres. 

A pesar de ser la universidad un campo mayoritariamente femenino, solo el 20% de las mujeres acceden a la condición de catedráticas, y de las 50 universidades públicas solo cuatro están dirigidas por mujeres. 

La sanidad es también mayoritariamente femenina, solo el 33% son hombres, sin embargo son estos los que ostentan los puestos de mayor remuneración: dirigen el 75% de los hospitales y ocupan las especialidades con mayores complementos salariales como traumatología y cirugía, así lo denuncia Nieves Romero, directora gerente del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. En sanidad se da la mayor brecha salarial de todas las administraciones públicas, un 27%, cuatro puntos por encima de la brecha salarial media en España. 

¿Por qué la huelga ahora?, es la pregunta que se hacen miembros del ejecutivo, insinuando que esta movilización es una conspiración contra el PP. Pues sí, una conspiración de cincuenta países a la que muchas insensatas se han unido sin pensar que hoy las mujeres de nuestro país, gracias a las políticas de este gobierno, están mejor que nunca. ¡Desagradecidas!. 

José Antonio Sanchez