Domingo de Pasión: Devoción a prueba de lluvia (fotos)

17 de Marzo de 2013
59519cf5124b0290033075a0e28a7ac4.jpg
59519cf5124b0290033075a0e28a7ac4.jpg
.
La lluvia volvió a reclamar su cuota de protagonismo en un Domingo de Pasión que lo había reservado casi todo a las cinco cofradías que hoy celebraban cultos cuaresmales.
 
Aunque la constante presencia de las precipitaciones hacía poco agradable el paseo por los templos de la ciudad, han sido muchos los lucentinos y lucentinas que han querido estar cerca de los titulares de sus respectivas cofradías en día tan señalado.
 
Bajo el paraguas, varios miles de personas se han dado cita a las puertas de la Capillita para participar en el Besapié a Ntro. Padre Jesús Nazareno, formando largas colas que han llegado en distintos momentos hasta la calle el Peso, a lo largo de la calle Curados, cortada al tráfico rodado con este motivo. Pasión desbordada en el interior de la angosta capillita, presidida por el Señor de las Espigas, ante la mirada de la Virgen del Socorro, ocupando el altar mayor y las Santas Mujeres. El besapié se cerraba con el Miserere Solemne, Perdón y Bendición, precedido por la llamada de hermanos por la Hermandad de Tambores de Lucena, que volvió a llevar el sonido del tambor por las calles de Lucena.
 
En otro punto de la ciudad, la iglesia parroquial de Santiago, imágenes similares, con cientos de devotos postrándose ante la mano de la Virgen de la Soledad, presidiendo un elegantísimo altar mayor de riguroso negro, roto por la cera de la candelería de la Señora del Sabado Santo lucentino y coronado por el Santo Sepulcro.
 
También había besamanos en San Mateo, en este caso de la hermosa imagen de la Virgen de la Paz "Campanitas", situada al frente del altar mayor de la parroquia, compartiendo protagonismo con el Cristo del Amor, en una jornada en la que los devotos también han podido contemplar la imagen del "Barrenillas" a las puertas de la capilla del Cristo de Burgos de esta hermandad lucentina, imagen que el próximo año está previsto que volvamos a ver como parte del cortejo procesional del Amor y Paz en la tarde del Martes Santo.
 
Otra Dolorosa, la del Divino Consuelo, recibía también a los devotos de la Cofradía del Encuentro en su capilla de la calle Ancha. Tras la hermosísima imagen llorosa de la Virgen realizada por el cordobés Romero Zafra, el paso de palio, ya dispuesto para el Domingo de Ramos, con su tres de vela patrocinado por la devoción que despiertan los titulares de esta hermandad de Santiago. Además, la Virgen estrenará en desfile procesional su nueva saya de terciopelo rosa, bordada en hilo de oro, y sufragada gracias a la colaboración de un centenar de familias, cuyos nombres han sido bordados en el interior de la misma, en el que quedarán prendidos para siempre.
 
Por último, el templo de la Madre de Dios, acogía el Besamanos de la más alegre de las advocaciones marianas de la Semana Santa lucentina, la Virgen de los Ángeles, que sobre su trono de flores primaverales cerrará la Semana de Pasión acompañando a Jesús Resucitado. La cofradía también presentaba esta mañana su revista de Semana Santa, de la mano de nuestro colaborador Manuel González.
.
.
.