La 22 edición de la Cata del Huerto empieza superando las ventas de años anteriores

Las máquinas refrigeradoras enfrían botellines de cervezas rubias, rubias sin, negras, rojas, ámbares, tostadas, lambics y un tipo especial para celíacos

04 de Agosto de 2016
plantillalucenahoy2016cata2
plantillalucenahoy2016cata2

La apertura de la vigésima segunda edición de la Cata de Cerveza que promueve la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Agonía Orando en el Huerto, María Santísima de la Estrella y San Inocencio Mártir convocó a más de medio millar de personas en la Plaza del Cristo de la Sangre de Lucena.

La primera de las cuatro noches de este singular y llamativo acontecimiento estival rebasó las expectativas y terminó con un aumento en las consumiciones en relación a otras jornadas inaugurales.

Hasta el Llanete de los Maristas acudieron lucentinos y habitantes de otros municipios de edades muy diversas para degustar hasta 70 marcas diferentes de cervezas elaboradas en países como España, Bélgica, Alemania, Francia, Holanda, Italia, Irlanda, República Checa, Estados Unidos, Argentina, México y Japón. Las refrescantes bebidas se pueden acompañar de perritos calientes que, al precio de dos euros, se ofrecen también en un carrito anexo a la barra.

La actividad continuará este jueves y hasta el sábado, a partir de las 21:30 horas. Los asistentes podrán comprobar un sinfín de variedades, desde el oro líquido de la Bischofshof Hefe al toque de caramelo que distingue a la Chimay Rioja, con ineludibles paradas en las guindas, frutillas y frambuesas que combina la Liefmans Fruitesse y en las hierbas doradas fusionadas en la Warsteiner.

Las máquinas refrigeradoras enfrían botellines de cervezas rubias, rubias sin, negras, rojas, ámbares, tostadas, lambics y un tipo especial para celíacos.

La cerveza artesanal Er Boqueron, fabricada en Alicante con agua de mar, y la Mixta Revolution, compuesta por ron, menta y guaraná, etiquetada como fiestera y propuesta especialmente para la noche, sobresalen como las novedades más interesantes, en un catálogo general donde se establecen precios desde uno a tres euros.

Por supuesto, la Vuelta Lallave, registrada y distribuida únicamente por la hermandad del Domingo de Ramos, se ausentará por unos días del Rincón Cofrade Getsamaní, donde se ha convertido en un fascinante reclamo, y compartirá unas veladas de diversión y convivencia y en las que se aconseja un consumo responsable.