La entrega de premios en Santa Ana cierra la edición 2015 del certamen literario Mujerarte

a poesía Sosteniendo de mundos, de Concepción González Fernández, una escritora natural de León, y el relato corto Carne de cañón, de la sevillana Carmen Borralla Olmo, han obtenido respectivamente los máximos galardones de Mujerarte 2015. En ambos casos, la gratificación económica es de 1.000 euros.

19 de Diciembre de 2015
plantillalucenahoyvnuevaMUJERARTE.jpg
plantillalucenahoyvnuevaMUJERARTE.jpg

El Palacio de los Condes de Santa Ana acogió este viernes la entrega de premios de la vigésimo tercera edición del certamen literario Mujerarte, organizado por la Delegación de Igualdad del Ayuntamiento de Igualdad. En el transcurso del acto, María Rosal, poeta y Premio Nacional de Poesía "José Hierro" impartió la conferencia "La invención del personaje en la poesía".

La poesía Sosteniendo de mundos, de Concepción González Fernández, una escritora natural de León, y el relato corto Carne de cañón, de la sevillana Carmen Borralla Olmo, han obtenido respectivamente los máximos galardones de Mujerarte 2015. En ambos casos, la gratificación económica es de 1.000 euros. Finalmente, se han presentado a este concurso 168 trabajos, 82 poemas y 86 textos narrativos.

El jurado, presidido por María del Mar Morales, edil de Igualdad, y conformado por Juana Toledano, Antonio Cruz Casado, María Teresa López, Juan Fernando Valenzuela, Manuel Guerrero Cabrera, María del Carmen Florido y Asunción Budia, se reunió en la pasada noche del jueves 3 de diciembre para emitir su veredicto.

En la categoría de poesía, la segoviana María Soledad García Herreros Madueño alcanzó el segundo premio con La pecera y recibió 500 euros. Asimismo, Rosario Pinto García-Mora, de la localidad pacense de Don Benito, consiguió un accésit –traducido en la publicación de su creación- por For sale. De igual forma, y con idénticas recompensas, Juana Cortés Amunárriz, de Alcorcón (Madrid) ganó el segundo galardón en relato corto con El frigorífico y la lucentina de origen argentino Valeria Arredondo Alcarcón, autora de Alas para nadar, fue merecedora de un accésit.