jueves 30.06.2022

EN EL TEXTO SE LE DEFINE COMO "UNO DE LOS MEJORES BREAKERS DEL MUNDO".

'El País' dedica al 'B-Boy" lucentino Xak uno de los artículos de su suplemento "Buena Vida"

El pasado 3 de octubre participó en la Final Europea de Red Bull BC ONE, celebrada en Madrid, donde compitió por el título europeo frente a otros 15 B-boys de diferentes países europeos.

'El País' dedica al 'B-Boy" lucentino Xak uno de los artículos de su suplemento "Buena Vida"

El suplemento del El País, "Buena vida", dedicó este martes un extenso reportaje al B-Boy lucentino Xak, campeón de la Red Bull BC One Spain Cypher durante los dos últimos años, al que se refiere como "uno de los mejores breakers del mundo".

Xak es el nombre de guerra de Juan de la Torre, un joven abogado lucentino que compagina su actividad como letrado en el despacho profesional de su madre, Mari Ángeles Sánchez Sicilia, con el breakdance, disciplina en la que ha conseguido un asentado prestigio internacional, como ya demostró el pasado 3 de octubre en la Final Europea de Red Bull BC ONE, celebrada en el Teatro Circo Price (Madrid), donde compitió por el título europeo frente a otros 15 B-boys de diferentes países, en una edición que coronó como representante del Viejo Continente para el mundial al portugués Bruce Almighty, con el que Xak tuvo que enfrentarse en una de las primeras fases del certamen en una "batalla" de baile que pueden ver en el vídeo que acompaña a esta noticia.

Otros galardones internacionales, como el Vibe out 7 to Smoke Tokyo (Japón) o Hiphop Connection (Italia), han sido ya conseguidos por Xak, que ha recorrido medio mundo con su baile. Corea, Singapur, China, Portugal, Francia, Inglaterra, Estados Unidos o Tailandia, han sido ya testigos de sus habilidades.

buena vida

En una entrevista reciente concedida a nuestro magazine ViveLucena, Xak nos comentaba que tras estos premios hay una dura preparación: “Entreno en el centro social municipal Santa Teresa, donde el ayuntamiento nos ha cedido una sala y en otra sala de mi familia. Son unas tres horas al día, con uno o dos días de descanso como máximo y durante los fines de semana viajo para competir o bailar con mis compañeros por toda España o fuera del país”. El entrenamiento es en un sesenta por ciento físico, sobre todo resistencia; el resto es ritmo y creatividad. En los concursos internacionales los jueces premian sobre todo la limpieza en la ejecución de los movimientos y su coordinación con la música, por encima de la dificultad de las acrobacias y en este campo Xak es un maestro, como lo demuestran los premios conseguidos.

El B-boy lucentino comenzó a interesarse por el mundo del hip hop en el instituto y profundizo en esta cultura –”un modo de vida”– durante sus estudios de Derecho en Granada. “Recuerdo que cambié de instituto y en aquella clase nueva ya estaban los grupitos de amigos hechos, así que me uní al grupo de los repetidores y entre ellos había un chico que escuchaba musica hip hop y pintaba graffiti. Un día le acompañé a pintar una pared, y mientras sonaba la música, entre trazo y trazo, comenzó a bailar. Recuerdo ese momento como un antes y un después en mi vida. Recuerdo perfectamente como empezó a hacer “swipes” y desde aquel instante supe que quería hacer eso, y así fue. Le dije que me enseñara todo lo que sabía, y cuando ya no pudo enseñarme más, empecé a buscar personas de la capital, que fueron Vimcem y Teser, de Arcopom, mi grupo”, señalaba Xak.

Ese trabajo cotidiano, año tras año, se esta viendo recompensado ahora con premios y reconocimientos, como el que hoy le hace El País con este extenso reportaje, que pueden leer en el siguiente enlace: http://elpais.com/elpais/2015/10/19/buenavida/1445266905_634307.html