Miércoles 26.09.2018
Lucena Hoy

CONFLICTO

IU recuerda al PSOE que está en minoría y apunta a presiones de la policía local como causa de la celeridad que ahora se pretende dar al proceso

Miguel Villa, ha señalado que su grupo "no está de parte de ninguno de los colectivos de trabajadores en conflicto" y apoyará en su momento "aquella decisión que beneficie a la inmensa mayoría de trabajadores de este ayuntamiento".

Miguel y Carlos Villa en una sesión del pleno municipal
Miguel y Carlos Villa en una sesión del pleno municipal
IU recuerda al PSOE que está en minoría y apunta a presiones de la policía local como causa de la celeridad que ahora se pretende dar al proceso

"Si nadie lo remedia la Valoración de Puestos de Trabajo (VPT) será otro fracaso del actual equipo de gobierno". Con esa contundencia se han expresado esta mañana los ediles del grupo municipal de IUCA, Miguel y Carlos Villa.

Carlos Villa ha indicado que "al inicio de este mandato la corporación tenia dos temas atascados, una era la VPT y otro el acuerdo marco. El primero no tiene visos de salir adelante y el segundo está paralizado y se nos ha convocado para volver a prorrogarlo hasta julio de 2019", lo que a su juicio determina "el fracaso de la gestión del PSOE en materia de personal" durante este mandato corporativo.

Carlos Villa ha recordado que solo el PSOE, sin mayoría, y tres de los seis sindicatos han dado el visto bueno a la propuesta de VPT, e incluso uno de ellos –UGT– ha hecho importantes reparos al documento presentado por la edil de Personal, Teresa Alonso, a la Mesa de Negociación.

APOYO A LA DECISIÓN DE LA MAYORÍA

Por su parte, el portavoz municipal de IU, Miguel Villa, ha señalado que su grupo "no está de parte de ninguno de los colectivos de trabajadores en conflicto" y apoyará en su momento "aquella decisión que beneficie a la inmensa mayoría de trabajadores de este ayuntamiento".

Para el edil de IU la aprobación de la Valoración de Puestos de Trabajo debe observar "cuatro principios básicos que ahora no se dan: un proceso transparente, todo tipo de información para los trabajadores, elementos de participación y ser fruto del consenso". Además Villa ha asegurado que "difícilmente puede ser transparente un procedimiento en el que el equipo encargado de su redacción forma parte del equipo negociador", añadiendo que "no se puede ser juez y parte".

Para el portavoz de IU, "el PSOE sigue sin comprender que, o tiene 11 votos o la valoración no sale adelante, y en este momento no los tiene", por lo que se ratificó en que "de no aceptar nuestra propuesta para que la consulta a los empleados se realice en octubre y con todas las garantías votaremos en contra cuando de lleve al pleno". Villa añadió que "en un gobierno en minoría, Teresa Alonso debe comprender que con actitudes de imposición de sus criterios no salen adelante los proyectos". Para esta formación política "el PSOE esta torpedeando este procedimiento, quizá buscando justificarse con la Policía Local y decir yo ya he cumplido y lo que pase es culpa de la oposición". 

Respecto a las razones de la celebridad que el equipo de gobierno pretende dar ahora a la aprobación de la VPT en la que se lleva trabajando 5 años, Miguel Villa indicó que "hay una medida de presión de un colectivo determinado –la policía local– que quizá haya amenazado con movilizaciones o presiones de tipo laboral que puedan resultar muy incomodas para el equipo de gobierno", como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

Villa reconoció que los trabajadores de la policia local "fueron los grandes perjudicados por el cambio de las 35 a las 37,5 horas de jornada impuesto por el gobierno central, dejando de percibir entre 200 y 300 euros al mes en concepto de horas extras" por lo que consideró lícito que piensen que "se les ha bajado el salario". Sin embargo no consideran razonable que ahora el PSOE pretenda subsanar este "conflicto" latente consolidando esa cantidad como complemento especifico si ello perjudica a la mayoría de los trabajadores. Además, Villa se preguntó "que pasaría si el gobierno de Pedro Sánchez decidiese volver dentro de unos meses a la jornada laboral de 35 horas".

Miguel Villa señaló que "parece que hay un colectivo inmenso entre los más de 550 trabajadores municipales que no está de acuerdo con esta situación" y todo apunta a posturas irreconciliables. 

Una primera prueba de fuego será la reunión a la que el alcalde ha convocado a los portavoces municipales para dar respuesta a su escrito de ayer solicitando el aplazamiento de la consulta a los empleados municipales hasta octubre.

Por su parte, los trabajadores afectados se reunirán nuevamente esta tarde para estudiar medidas de presión contra la Valoración de Puestos de Trabajo.